MATÍAS LAMMENS EN EL OBELISCO JUNTO A SUS PRECANDIDATOS