UNA MULTITUD RECIBIÓ A CRISTINA EN MISIONES